JUAN CARLOS LAVADO PROLONGÓ LA TRADICIÓN FAMILIAR DE CINCO DÉCADAS

JUAN CARLOS LAVADO PROLONGÓ LA TRADICIÓN FAMILIAR DE CINCO DÉCADAS

motovelocidadjclavado003_600Luego de conquistar el título nacional en la categoría Superbike Extreme A, el caraqueño Juan Carlos Lavado no sólo alcanzó su segunda corona en el motociclismo venezolano, sino que permitió ampliar a 5 décadas consecutivas los éxitos alcanzados en las pistas de asfalto por los integrantes de su familia.

Desde que en la temporada 1976 un joven estudiante de ingeniería de 20 años de edad llamado Carlos Lavado se adjudicara el cetro en la categoría Mecánica Nacional, el apellido Lavado ha sido protagonista indiscutido en las pistas nacionales e internacionales, éxitos que luego su hermano menor Luis ampliaría al conquistar hasta catorce cetros desde su debut en 1982 hasta su retiro en 2002.

Juan Carlos, hijo del mayor de los hermanos Lavado, Juan, debutó de la mano de su tío Carlos en 1999 y en 2001 se alzó con su primera corona nacional en la clase Supersport 600cc Stock, mientras en el 2013 pudo asegurar el cetro en Superbike Extreme A en la última válida disputada en Puerto Ordaz, presentación en la que una fuerte caída durante las clasificaciones casi lo obliga a despedirse de sus opciones, título que finalmente consiguió con escaso margen frente a Alfredo Ochoa y Rodolfo Ramírez.

“Fue un año bien complicado y casi contra todo pronóstico logramos el título en Superbike Extreme A a pesar de la caída y la fractura que tuve en la última válida en Puerto Ordaz – indicó Juan Carlos Lavado – incluso no participé en la primera fecha porque no tenía ni moto, pero afortunadamente pude contar con la ayuda de varios pilotos y amigos, así como de un grupo de patrocinantes que me permitieron competir. También corrí en Uruguay y en Dominicana, para quedar cuarto en el Latinoamericano y subcampeón en el Panamericano de Supersport 600cc, carreras en la que conté con el respaldo de la FMV”.

Si bien el capitán de aviación comercial Juan Vicente Lavado González nunca participó en competencias de motos, sus hijos Juan, Carlos y Luis llevaron a la caraqueña urbanización Colinas de Los Ruices el estruendo de los motores dos tiempos, éxitos que Juan Carlos Lavado se ha encargado de prolongar.

Con el galardón obtenido en la presente temporada, los integrantes de la familia Lavado contabilizan 17 títulos nacionales, palmarés que encabeza Luis con 14, Juan Carlos posee 2 y Carlos 1. En el ámbito continental, Luis Eduardo exhibe el mayor número con media docena, en tanto Carlos Alberto también suma uno obtenido en 1978 en la clase 350cc. En el renglón mundialista, Carlos conquistó dos coronas en 250cc (1983 y 1986), además de adjudicarse hasta 19 victorias en grandes premios.

“Me dicen los que lo vieron correr, que mi papá (Juan) era el que más duro andaba de los hermanos Lavado – comenta Juan Carlos – aunque no tuvo la disciplina necesaria en un deporte tan exigente como el motociclismo de velocidad. Por supuesto que mis tíos Carlos y Luis han sido siempre mi referencia: gracias a Carlos comencé a competir en la FUCAM 150cc a fines de los noventa, con él incluso fui a correr una temporada a Italia. Es una gran satisfacción poder continuar la tradición ganadora de la familia y el próximo año espero poder participar en algún campeonato en el exterior, como pudiera ser el brasileño o el argentino, que son muy competitivos”.

Rumbo al título 2013, Juan Carlos Lavado manejó diversas máquinas: empezó en la segunda válida con una Honda 1000 del equipo de Franklin “Buchito” Reverón, luego en la siguiente fecha en Puerto Ordaz usó una Yamaha R1 que le prestó el también piloto Jorge Mathison, mientras en la cuádruple tanda final efectuada en tierras guayacitanas empleó otra R1 que le cedió José Sojo, en la que montó un motor que le entregó Ronny Frías.

En sus presentaciones internacionales, en el Latinoamericano de Supersport 600cc efectuado en Uruguay, Juan Carlos montó una Kawasaki ZX6 del brasileño Moisés Kleineses, máquina con la que concluyó en el cuarto puesto, mientras en República Dominicana empleó una Yamaha R6 de Radhames “Pee Wee” Polanco, con la que se alzó con el subcampeonato Panamericano.

Casado y con dos hijos de 5 y 4 años de edad, Gabriela Alejandra y Vicente Alejandro, Juan Carlos Lavado contó igualmente con el invalorable soporte de Pirelli de Venezuela, Doctor Moto, la bebida energética Bullet y Mindeporte, los que junto a la Comisión Nacional de Velocidad de la Federación Motociclista Venezolana permitieron completar una exitosa temporada.

Prototipos / Octavio Estrada

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top